lunes, 17 de julio de 2017

EL RELOJ DE ARENA...


El tiempo pasa muy deprisa y los momentos de reacción son bloques de hielo que chocan y se funden en las divagaciones, en los porqués, en lo...s "si hubiera hecho..."
Y las gélidas gotas que resbalan por la rabia, insultan.

Segundos, minutos, horas, días y años de un reloj de arena consumido por las manipulaciones, las mentiras, el rechazo, la indiferencia de personas a las que el propio corazón queriéndose engañar a sí mismo, colocó a la gente equivocada una máscara.

La máscara del autoengaño y la ignorancia. La del "me quieren" pero ves que no, "Click, Clack" sonó el despertador en forma de lámpara mágica: ¿Qué prefieres? ¿la soledad o seguir con la función?

Y te haces mayor, y los desaires y experiencias traen sabiduría
"La soledad, por supuesto"
así, sin miramientos.


Y sin esperarlo llegan a tu vida los correctos, esos que ya estuvieron y quedaron de lado por la propia invidencia
por dejar de lado el ser para acumular, para tener

Y bailar cual marioneta por los hilos de los que no soportan las verdades cuantificadas a rajatabla.
Dan ganas de arañar el cielo pero el cielo no hizo nada. Asumimos responsabilidades y nos arañamos la cara.

pongo un nuevo reloj de arena en mi espalda y esta vez, cada grano es una lucha para recuperar a los que siempre, sin reproches, mezquindades, ni caretas estuvieron.
Los humildes, los sinceros, sencillamente LOS CORRECTOS.

 

jueves, 15 de junio de 2017

ÀMAME SI TE ATREVES...


Te será fácil quererme, pero a cualquiera advierto que no lo es amarme.

Antes de hacer el contrato, te invito a leer la letra pequeña de la abajo firmante.

No te daré estabilidad, un día puedo hacerte el amor con diez desarrollados sentidos pero otros me perderé sin avisar a otra ciudad para hacer más soportable mi apatía hacia los días similares.

No te puedo asegurar que cada noche me quede durmiendo a tu lado puesto que hace tiempo mis amantes me robaron el sueño, esas que ahora me excitan y a la vez me dan miedo.
A las que tampoco quiero dañar ni manchar sus blancos vestidos con la negra sangre de una atrevida y mala pluma cargada de vacíos y silencios.

No me pidas una hora para vernos porque puede que se me olvide mientras prefiero dar un paseo por las nubes de mi soledad.

Tú me dices que no soy normal, pero ¿Qué lo es?
No pretendo convencerte, es más, intento ahuyentarte para comprobar si resistes las pruebas de fuego.

Pero te quedas, porque aunque molesta, en el fondo sabes que preferirías mil veces mis rarezas a volcarte en alguien que tiene planificada su agenda.

No puedo decirte que te amaré por siempre, ni siquiera sé qué emociones me envolverán mañana pero sí puedo decirte que lo hago hoy desarmada, sin alevosía ni dramas, sin para siempres

Y ahora... ámame si te atreves...



sábado, 3 de junio de 2017

MEJOR CON MENOS...


Nos empeñamos en acumular, acumular ropa por si acaso, acumular objetos inservibles por si algún día mágicamente sirven y personas, sí, nos empeñamos en acumular personas quizá por fuertes vínculos de pasado aunque ya no tengan ningún sentido en nuestro presente ni mucho menos en nuestro futuro. No es fácil deshacerse de esos lazos emocionales que nos paralizan, nos restan, nos provocan autoengaño y ceguera, pisamos charcos con gotazos del barro de la manipulación sin darnos ...cuenta o si nos la damos, lo dejamos pasar por si con el tiempo se secan.

Y no, no es que haya que leerse un catálogo para practicar el Feng Shui y llenar la casa de muebles minimalistas porque esté de moda (porque vaya, cómo nos gusta una moda)

No, no se trata de eso, se trata de sentido comùn, de analizar, de poner a un lado lo que nos aporta y lo que no y limpiar pero limpiar de verdad, no vale aquello de: "oye, me dejas un momentito que mire tu Facebook para ver lo que hace mi ex, es que lo bloqueé y..." NO que no quede ni un ínfimo rastro de pasado. Quien quiere despegarse de alguien, siemplemente lo hace, lo demás son excusas. Sean amistades, ex parejas, ex compañeros de trabajo...

Todo fluye de manera natural, sin tener que introducir el pie en un zapato del 36 si llevas un 38. Dejad en la lista del alma solo a las que os sepan valorar, a las personas que están para celebrar, para reir, para amar y si es necesario, para ponerse una canción de Chavela Vargas y llorar...

 

martes, 30 de mayo de 2017

LA HERIDA...


Mi mochila arrastrándose por donde quiera que fuese guardaba un peligroso mecanismo de defensa, pensé que como tantas y tantas veces, ella también me abriría una herida más temprano que tarde. No sabía ni de qué modo ni de qué manera pero mi mente no podía dejar de estar alerta.

Aunque nunca lo hizo, mi escudo quedó intacto. Es más, me indicó un país, me inventó un mirador y en él, cogida invisiblemente a su mano me envolvió la inspiración frente al AtlÀntico.

Fue de las pocas personas que me hicieron reír de verdad, desde donde está nuestro otro corazón, entre los pulmones y el esternón, desde donde nacen los suspiros, esos que siguen estando calientes aún con la fuerza de algún febrero. Y aunque algunos digan que van hacia ninguna parte, no estoy de acuerdo, todos los recoge el Universo para captar la vibración de esas emociones escondidas en el aire expulsado.

Me hizo viajar, escribir, me sentí un poco más útil dentro de mi inutilidad. Pero mis propios labios sin más, escupieron el veneno retenido en glándulas de pasado. 

Sin embargo, ni aún así me dañó, se despidió con un: "Tiras a dar y me diste, puedes estar tranquila, princesa"


Y fue ahí donde mi mundo se desmoronó, ella era distinta, y al final, por la aparición de mis fantasmas fui yo quien la hirió.

Si hubiese podido parar el tiempo, si hubiese podido retener las manecillas del reloj hubiera preferido mil y una veces haber vuelto a sangrar yo...


jueves, 18 de mayo de 2017

DETRÁS DE UNA GRAN MUJER HAY UN GRAN HOMBRE...



Decía Groucho Marx que detrás de un gran hombre hay una gran mujer pero con el paso del tiempo la frase quedó incompleta puesto que en realidad decía así: “Detrás de un gran hombre hay una gran mujer y detrás… está su esposa”

Dejando el humor de Marx de lado y analizando la frase por otros derroteros, no le falta razón y es que detrás de una gran mujer (amiga, amante, confidente, alma gemela, musa…) está la esposa que con dosis de amor, diálogo y comprensión llegan a ser lo mismo. Pero lo que poco escuchamos es la fase a la inversa y es que también hay grandes hombres detrás de grandes mujeres.

Como aquel que en algún momento quedó o prefirió quedarse en un segundo plano para dejarla brillar a ella y solo a ella, aquel que fue capaz de abandonar un trabajo que le apasionaba por estar al lado del amor de su vida cuando en algún momento anduvo ciega y perdida. A la que la vida le dio la posibilidad de pisar el cielo y lo pisó pero también le tocó sufrir algunas quemaduras en las llamas de algún que otro infierno. Él fue consciente de que se urdiría una frustración en ella con el paso del tiempo, causada por heridas con sabor a pasado en un futuro incierto. La paciencia, las palabras que sanan y proyectos de vida en común hicieron que de nuevo los grandes teatros se llenasen con su voz.

También hay que amar mucho para contener el ego que indiscutiblemente todos llevamos dentro y soportar las amargas iras, rabietas, insultos o críticas cargando a las espaldas la culpa de todo cuando algo no es del agrado de los que piden lo que ellos quieren, como ellos quieren y cuando ellos quieren, y en el momento que llega lo que esperan gracias a la misma persona que han lapidado, los aplausos se los lleva su compañera de viaje. Bien merecidos, pero él, con gran sentido de un humor más allá de lo inteligente, cierra bocas o lidia de forma irónica a la par que elegante a los que quieren cargarse al mensajero, a los aprovechados, a los insaciables, a los impacientes.

Y no, no es que la princesa haya tenido que ser rescatada por un príncipe azul cual película Disney ya que desde niña supo bien lo que era la autosuficiencia, la lucha, la disciplina y el esfuerzo. Pero también siempre suya, muy suya, tan suya que quizá nadie sería capaz de estar al lado de un genio con las alas cosidas, que de cuando en cuando hay que darles alguna puntada con hilos de caricias.

Muchos sabemos que nadie se cruza en la vida de otro alguien por casualidad, que todo aquel que se tropiece en nuestro camino tiene su misión. Ella volvió a reencontrase con sí misma, él quizá un poquito también, juntos pero sin dependencias, entendiendo el amor sin toxicidad, ella sigue siendo una pantera en libertad y él el león sin domar.

Al fin y al cabo aunque al principio se hicieran rogar, ella dejó de cantar “no digas para siempre” y él fue el “Dios que regresó en una Harley” para no marchare “Jamás”




Con todo mi respeto y cariño dedicado al incansable
Óscar Tarruella.

martes, 9 de mayo de 2017

LA ROSA QUE NUNCA TE DÍ...



Gia apareció en mi vida de la forma más ilógica e improbable.
Hacía poco que yo ya había dejado atrás los días de botellas de licor vacías, amontonadas o esparcidas por el salón, de dormir en el sofá, de despertar por las tardes y regatear la realidad perdiendo el conocimiento en las madrugadas. De tener encendida y de adorno la televisión para disuadir a conciencia mis propios pensamientos. El perfecto antídoto idiotizador. Algunos optamos por hacernos daño por fuera para matar lo que sentimos por dentro, porque al igual que Susanna Kaysen, yo también fui una chica interrumpida.

Y Gia, Gia era como una ridícula persecución: en el silencio de los amaneceres, en noches en vela y hasta en la orilla del mar, sin llamarla, sin buscarla, allí estaba ella.
No aparecía de forma sucesiva, tan solo lo hacía en momentos cruciales. Se convirtió en mi compañera de viaje en el punto de inflexión, en el de mi transición…

En ese momento eran muy escasas las personas que de algún modo lograsen capturar mi atención; arduo trabajo era ese para un corazón ya cansado e inapetente.
Ni siquiera conocía su rostro y ya se había hecho un hueco en mi vida. Comencé a imaginarla inventándome la apariencia que se me antojase o una personalidad que supiera atraparme. Quizá durante todos los años pasados había estado buscando en otras lo que en realidad quería encontrar en mí misma.

Y al fin nos vimos y… Gia no era capaz de aguantar miradas cuando se bajaba del pedestal, pero encima de él podría estarse minutos sin pestañear haciéndome el amor con la mirada.
Era tímida pero con personalidad, insegura, no sabía expresarse demasiado bien, tenía mucho qué hacer y decir pero creo que aún no estaba preparada para saber cómo decirlo o hacerlo, aparentemente era algo insulsa, sí, pero desprendía una vulnerabilidad y dulzura y a su vez, un lado salvaje y libre contenido. Y encima era guapa, ¡vaya que si era guapa!, como diría Pérez Vallejo: Era guapa, no guapa de esas que tienes cerca y suspiras, guapa de aquellas otras que tienes lejos y te falta el aire.

Podría haber sido la antítesis a mis preferencias. “la belleza está en el interior” nos dijeron en una novela pero dejando un poco la hipocresía de lado, reconozco que la atracción física ayuda, engancha o encadena.

No sé porqué el destino o lo que diablos fuera quiso ponérmela a empujones en mi camino hasta que creí averiguarlo: Apareció para desintegrar las palabras acumuladas que me escocían en el alma para ponerlas en mis manos, entre mis dedos como brasas que solo derramando tinta podía evitar más llagas.
Pero si mi destino estaba escrito, hubiese seguido su curso con o sin su presencia, hubiese despertado de nuevo esa pasión dormida de cualquier forma o manera. 

Por aquel entonces, aún no había comprendido que las personas son especiales porque nosotros las hacemos especiales, también, los dolientes que venimos con cicatrices, cualquier pequeño gesto que nos brinden, por insignificante que sea, lo sentimos como si un zahír nos proporcionase agua hallados desfallecidos en el desierto.
Y desperté del sueño y ya no todo vale, dejé de venerar ciegamente, comencé a quererme, me salí de rebaños di un salto dentro del raciocinio, aunque aparentemente acabase “perdiendo”

Y terminé el juego, y se quedó la rosa que tenía para ella, marchita y en posición de centinela, me hice una promesa pero sin tener nada que ver con el ego, ni el orgullo, ni nada de eso.

Es la ficha del amor propio quien ahora está en el tablero y ya aprendí que solo nos sentimos nostálgicos o echamos de menos los recuerdos, no a las personas, sino a los recuerdos intensificados y distorsionados. Las personas no pueden ser como nosotros queremos que sean. Pero malditos recuerdos que  aparecen recordando lo que quise que fuera, la que yo inventé y al final no era…
 
 

 

martes, 7 de marzo de 2017

"Vis a Vis" entre Paula Echevarría y Najwa Nimri


Anoche se celebraron los premios Fotogramas de Plata 2016 conmemorando también su 67 Aniversario en la conocida sala Joy Slava de Madrid. Este tipo de eventos según se organicen pueden resultar un verdadero aburrimiento o un auténtico placer para los amantes del Cine, Teatro y series televisivas. Al menos, fue ameno.

Por lo que a mí respecta voy a recalcar los momentos que más me interesaron:

Un momento muy esperado fue el reencuentro de Carmen Maura con nuestro Director más internacional, Pedro Almodóvar, fue el Manchego quien le entregó el merecido galardón como homenaje por su larga y aguda trayectoria donde ambos se elogiaron mutuamente. Por todos es sabido las idas y venidas entre actriz y director, por ello, para los nostálgicos pudo ser un momento emotivo, incluso con esperanzas de poder volver a ver un tándem en la gran pantalla en un futuro incierto. Y para otros, podría saborearse una pantomima de cara al escaparate. Eso ya queda en la perspectiva de cada cual.

Siguiendo con los tintes Almodovarianos, también me gustaría señalar a Emma Suárez, premio a la mejor Actriz de cine por el último largometraje de “Pedrooooooooooooooo” titulado: “Julieta” y es que hay que reconocer que Emma estuvo muy a la altura en su papel de madre de corazón podrido de secretismos y tristeza.

La Actriz Aitana Sánchez-Gijón está de racha como ella misma reconoció y es que en los últimos tiempos, más adentrada en el teatro, ha dado lo mejor de sí con obras como “Medea” o “La Rosa Tatuada” fue por esta última por la que se llevó el galardón a la mejor Actriz de Teatro. Aitana lleva desde los años 80 encima de las tablas o delante de las cámaras. Como todos los grandes, a lo largo de su carrera, ha tenido sus momentos de gloria y también sus baches. De su extensa filmografía, no me dejó indiferente en su momento ni en “Volaverunt” ni en “La camarera del Titanic” ni en “Yerma” (aunque aquí resbaló el acento andaluz) o en “celos” sin embargo, pienso que es encima de las tablas donde encuentra su punto fuerte y álgido de transmisión o al menos así lo percibo yo.

“Vis a Vis” fue galardonada a la mejor serie española y es que, siendo totalmente objetiva ¿cuándo se ha visto una serie de esas características en nuestro país sin tufillo a "Resines" o "Médicos de familia"? Por mucho que quisieran compararla con “Orange in the New Black” solo había que ver ambas para darse cuenta de que conforme iban pasando los capítulos no tenían nada que ver. “Vis a Vis” no dejó indiferente a nadie, sobresalió por originalidad en guión, escenografía, efectos especiales, trama, intriga y un acertadísimo elenco (aunque para ser honesta, había alguna que otra actriz que directamente sobraba, no todo puede ser perfecto) tanto es así, que actualmente "Vis a Vis" está arrasando internacionalmente y más concretamente en México. Algo obvio es una parte fundamental y eje central en la serie, y es el personaje de “Zulema” papel encarnado por Najwa Nimri.
 
 
Y ahora llega el verdadero “Vis a Vis” y no precisamente para tener un encuentro en la cárcel. Y es que ha habido mucha controversia (no es para menos) por el premio a la mejor Actriz de TV elegida por los lectores que finalmente fue para Paula Echevarría, la cual compartía nominación con su compañera de serie en “Velvet” Cecilia Freire y la ya nombrada Najwa Nimri.  
 
 

Bien, esto es como una democracia ¿no? “el pueblo” decide, y como en la actual democracia, ya sabemos que a los españoles con eso de votar como que no tenemos mucho tino… bromas aparte, seamos un poco sensatos:

Paula Echevarría: esposa del triunfito David Bustamante, cantante e ídolo de miles de niñas/os, adolescentes y señoras. Contrariamente a lo que suele suceder, los/as fans del cantante no odian a Paula por “haberles robado a su fututo esposo” sino que la adoran, adoran la vida familiar que nos muestran por las redes sociales: que si sus viajes, que si sus fiestas, que si sus miles de besos de película, que si ahora mostramos a la niña dando sus primeros pasitos, luego en la función del cole, después en el conci de papi y claro "¡Ohhhhhh! ¡Qué bonito!" eso es precisamente lo que le gusta ver a la gente, un mundo ideal, la familia perfecta. (ojo, con esto no estoy juzgando lo que cada uno haga o deje de hacer en sus redes sociales).
Por otro lado, hay más condicionantes excluyentes a la serie o a las interpretaciones de Echevarría: que si pelo Pantenne, que si publicidad de miles de marcas por todas las revistas o spots habidos y por haber, que si un blog de moda donde todas quieren ser como ella, vestir como ella… en fin… Paula, con esa aparente dulzura y modales de niña buena se ganó a la gente hace ya mucho tiempo. (todo estupendo, no hay nada de malo en ello)

Ahora bien, quien entienda un mínimo, pero tan solo un mínimo de interpretación, sabrá lo que es la sobreactuación, la impasibilidad, el llorar y reír con la misma expresión o el actuar como si se tuviese horchata en la sangre.

Paula puede tener mucho talento en otros campos pero estar presente y ser galardonada en una gala delante de figuras como Concha Velasco (gran Actriz donde las haya) directamente me parece una falta de respeto a la interpretación.
Ya no es que estuviese nominada junto a tal o cual persona, es que directamente no es buena actriz, sus contratos no son por su talento interpretativo (y que me disculpen sus seguidores pero es que NO LO TIENE) sus contratos son porque saben que Paula vende:

Que si ahora se da un beso con Miguel Ángel Silvestre “¿se pondrá Bustamante celoso?” Y entramos en esa carnaza que tanto gusta.

En cambio, y repito, siendo objetiva, Najwa encarnada en Zulema, da miedo y a la vez te hace reír sin hacer comedia, consigue que empatices con el personaje pese a ser la misma hija de Satán (en este aspecto de villana adorada, me recuerda un poco a un sublime Antonio Banderas en “La piel que habito” incluso a Uma Thurman en "Kill Bill", que pese a acabar confesando que no mataba por venganza sino por placer siguió siendo "nuestra persona favorita aunque fuese una auténtica zorra" como bien le dijo "Bill" en las secuencias finales) a Najwa cuando llora te la crees, cuando va de mártir arrepentida te la crees, cuando le toca sacar toda su furia se le pone fuego en la mirada y te la crees, si le toca dar palizas o recibirlas como una verdadera reclusa te la crees, cuando se está muriendo, no ves a un personaje, ves a una persona que se está muriendo y cuando delira recitando a Lorca, consigue que llenes con tu mente esos “agujeros” que dejaba la serie: “¿Por qué Zulema es cómo es?” “¿Qué le ha hecho la vida para ser así?”
Eso es el Arte, creerte lo que te están contando y sobre todo cómo te lo están contando, no solo con palabras como si estuvieses leyendo la lista de la compra ¡coño, con TALENTO!

Está claro que aquí hay libertad de decisión, unos piensan una cosa, otros otra… a unos “Zulema” no les dirá nada y a otros “Ana” les pondrá el bello de punta mientras agacha la cabeza con ojitos de gato de Shrek (gesto que repite una y otra vez, una y otra vez, una y otra vez cual Eduardo Noriega y su levantamiento de ceja)

Vamos, que en definitiva, la gala estuvo bien, pero unir las palabras Paula Echevarría y mejor Actriz es como decir que Cristina Pedroche es una gran humorista...

Como diría la cantante italiana Mina, "Teatro, todo es puro Teatro" (y en este caso por desgracia no del que vibra)